Blog

Asere que bola Parte 3

Alberto GonzálezPor Alberto González, Especialista en viajes a Cuba

Asere que bola Parte 3

Para todos está claro que Cuba es un destino turístico preferido por muchos. Lo cercano de su gente es de las cosas más entrañables de la isla, pero lo son también sus peculiares frases conocidas como cubanismos y que hemos desarrollado en dos artículos que ya hemos presentado en nuestro blog. En esta ocasión queremos hablarte un poquito más de historia para que entiendas de donde provienen las mismas y las circunstancias político sociales que permitieron la aparición de estas particularidades del castellano.

Es así que como en el mundo, la historia y la gente que han discurrido por Cuba han influenciado en el lenguaje. Nuestra jerga es el resultado directo de los pueblos y culturas que desembarcaron en la isla buscando el nuevo mundo. Antes que esto sucediera ya nuestra tierra era habitada por más de 10000 años por pueblos pesqueros que procedían de otras partes de Centroamérica.  Con la llegada en el siglo XV de la corona española Cuba se convirtió en la joya preciosa para distintos países del “otro mundo”: franceses, ingleses y los propios españoles, quisieron explotar las riquezas del país, desde la madera hasta productos que en aquel entonces eran exóticos en las colonias europeas.

Debido a la importancia que cobró el comercio el español se introdujo a lo largo de los años y se implantó como el lenguaje local dirigido al comercio y el mercado. Tras unos largos 400 años de colonización española, los cubanos finalmente se independizan no sin olvidar la fuerte influencia estadounidense, rusa, portuguesa y por supuesto la africana, debido a los esclavos que llegaron a la isla durante la colonia y que forman hoy una parte súper importante del ideario cubano, no solo en el lenguaje, si no en la religión. Sobre el tema de la religión también tenemos un artículo muy curioso que puedes consultar aquí (vinculo al blog de regla y tradiciones religiosas.)

El resultado de toda esta mezcla de culturas hace que aunque el idioma oficial sea el castellano, la gente de la isla bonita tiene sus particularidades a la hora de hablar y expresarse. El detalle más claro es que en la parte oriental de nuestro país se habla un castellano más clásico, mientras que al oeste, como en partes neurálgicas de la isla como Varadero y La Habana, se emplea un español más moderno con toques “callejeros”. Una de las características perfectamente reconocibles de este cambio del idioma es la forma en que los cubanos cambian la letra “r” por la “l” a la hora de pronunciar palabras como “amor” y “calor”; otro cubanismo claro es el hecho expandido del tuteo dentro del idioma, bien por la influencia inglesa o como sinónimo de pertenencia.

Después de este repaso exprés por la historia vamos a ver algunas palabras o frases clásicas en Cuba:

-Asere, ¿Qué bolá?: Ya vimos este en blogs anteriores pero es el más básico de todos y recordemos que es un saludo muy clásico, es como expresar: ¿Cómo estás, amigo?

-Ambia: es una de las muchas palabras para expresar amigo o amiga.

-Chama o chamaco: Una manera de decir niño, también lo usan los mayores como símil de joven.

-Tírame un cabo: Cuando un cubano usa esta expresión es porque necesita tu ayuda o que le hagas un favor.

-No cojas lucha: Esta expresión es usada para hacer entender de que no hay por qué preocuparse, mejor relájate y sonríe. Viene siendo el hakuna matata de los cubanos.

-Amanecer con el moño virao: Cuando un cubano no tiene un buen despertar usa esta frase para expresar que está de mal humor o como se dice se despertó con el pie izquierdo.

Espero que hayas disfrutado este artículo y recuerda que puedes consultar nuestros anteriores entradas con otros cubanismos útiles para cuando vengas a Cuba te entiendas de maravilla con su gente.


¿Disfrutaste de este artículo? No olvides compartir.


Artículos relacionados


ÉSTE ARTÍCULO FUE AGREGADO EN visitor information , culture

Comentarios

Loading...